Sexo telefónico real vs sexo físico

Cuando escuchamos hablar del sexo telefónico por primera vez, cometemos un error de novatos y es compararlo con sexo físico. Por supuesto, en esta comparativa sale ganando el sexo físico porque aquí contamos con dos sentidos clave: el del tacto y el de la vista.

Sin embargo, esto no quiere decir que el sexo telefónico real no pueda ser interesante ni mucho menos. Digamos que lo podemos considerar como una especie de complemento al sexo físico: algunas parejas, incluso, para poder aumentar su excitación, lo que hacen es practicar un poco de sexo telefónico antes de empezar a tener relaciones sexuales. Digamos que es como una especie de preliminar.

¿Cómo puede ayudarnos el sexo telefónico real a caldear el ambiente?

Tenemos dos opciones:

Tener sexo telefónico real con nuestra pareja: Esta es la opción más habitual y la más económica. Simplemente tendremos que hacer una llamada a nuestra pareja y empezar a charlar sobre aquellos temas triviales que trataríamos de forma habitual. En un momento dado, podemos empezar a introducir terminología un poco más subida de tono y ver como nuestra pareja reacciona ante ella.

Ahora bien, no se trata en decir guarradas sin ningún tipo de sentido: de la misma manera que los preliminares en el sexo, o bien e ir poco a poco para disfrutar de la situación.

Tener sexo telefónico real con una profesional al lado de nuestra pareja: Imagina la situación, empezamos a calentarnos y a tocarnos poco a poco mientras que las chicas de al otro lado del teléfono participarán con su característica labia. Ten por seguro que sus lascivas palabras te darán la motivación que necesitas para que puedas llegar al orgasmo de una forma que nunca habrías podido imaginar.

sexo telefónico real

Un plan muy especial que seguro que está deseando probar con tu pareja. En tus manos está probarlo o no.

Comments are closed