Sexo telefónico

Quiero sexo telefónico

sexo telefónico

¡Quiero sexo telefónico! Así empezaba el anuncio que encontré un día en una web de contactos de Internet. Y, a continuación, daba un número de teléfono. No había más información, podía ser un tío o una tía quien hablase detrás del mismo…

Sin embargo, tenía algo atractivo que me incitaba a llamar. Estaba casi seguro de que me encontraría a un tío al otro lado que buscaba a chicos para follarse. Por eso aparte la idea de mi cabeza durante algunos días… sin embargo, en cuanto llegó el “finde” y mis necesidades de sexo se hicieron latentes, la idea de la llamada cobró más fuerza que nunca en mi mente.

Esperé a que se hiciera las 23:00 de la noche y llamé.

Un tono. Dos tonos…

Mi gato maulló de una forma muy graciosa en ese momento.

Tres tonos…

El reloj del salón hizo un gran estruendo marcando las doce en punto.

Cuatro tonos…

Cuando ya creía que no lo iba a coger, ocurrió el milagro.

-Si- Dijo la voz de una mujer que me cautivó desde el primer momento.

-Te llamaba por lo del anuncio de quiero sexo telefónico- Empecé a decir con cierta timidez.

-¡Mierda! ¡¿Otra vez?! – Me dijo chillando- ¡A ver! ¡No sé quien ha puesto ese PUTO anuncio pero ya lo he denunciado y el caso lo está llevando la policía!

Y me colgó.

Sin embargo sentí curiosidad por esta chica y la agregué al Whatsapp. Al principio no quería hablar conmigo pero poco a poco empezamos a hacernos amigos. Parece algo increíble dada la gran competencia que tenía (otros también habían tenido la feliz idea de agregarla al Whatsapp).

Es cierto que nunca llegamos a nada más que a tener una amistad pero bueno… todo se andará… Sólo tienes que probar tu experiencia llamando al número erótico que aparece en la imagen.

Comments are closed